La expresión corporal en la danza. Entre lo físico y lo psíquico.

La expresión corporal en la danza. El nuevo dilema entre lo físico, y lo psíquico. Entre lo visible y lo invisible.

Si piensas que las cosas, o la danza en general, están bien como están, entonces no continúes leyendo.

Pero si crees que hay que avanzar. Que hay muchas cosas que se pueden actualizar y mejorar, entonces quizá encuentres aquí alguna respuesta.

Empezando por la forma de aprender a bailar, que sigue siendo principalmente la misma de toda la vida. El trabajo con la repetición y la forma. La colocación del cuerpo y sus sensaciones. Lo físico.

Si queremos avanzar, hemos de reconocer que el enfoque clásico de aprendizaje en la danza, atiende casi exclusivamente a lo físico. Al trabajo con la forma. Sin poner el ojo en la persona que baila para mejorar precisamente su baile.

Para mejorar su baile hemos llevado la dificultad técnica más allá del límite imaginable de lo físico.

Si queremos avanzar, hemos de reconocer que el enfoque clásico de aprendizaje en la danza, atiende casi exclusivamente a lo físico. Al trabajo con la forma.

PASOATRES. Danza, Teatro y Crecimiento Personal

Lo que sucede es que la expresión corporal no es exclusivamente física, si no que es una combinación de lo visible, lo físico o corporal (articulaciones, músculos, huesos, órganos, etc) con lo invisible, lo psíquico o psicológico (pensamientos, emociones y necesidades, deseos e intuiciones) formando así lo que se llama el cuerpo psico-corporal o psico-físico.

Aunque la mente es insustancial, no se la puede tocar, se apoya en un sustrato físico, neurofisiológico, repartido por todo el cuerpo sin el cual no se puede existir. Pero el producto final de este funcionamiento es un estado insustancial, sin materia, hecho de pensamientos, recuerdos, fantasías, imágenes, sentimientos, sensaciones, y otros procesos cognitivos que pertenecen al mundo de las representaciones mentales.

El caso es que la mente ha de ponerse al servicio del cuerpo y no al revés, aunque hoy en día pudiera parecer lo contrario. Ya que hemos puesto el cuerpo al servicio de la mente.

Por esta razón la expresión corporal y la interpretación, vamos a llamarla, la forma ética, no tienen casi espacio en la formación de los bailarines, con respecto al tiempo y la dedicación técnica dadas a la forma estética. Pensábamos que con lo invisible, tampoco se podía técnicamente trabajar hasta ahora en la danza.

La mente ha de ponerse al servicio del cuerpo y no al revés, aunque hoy en día  pudiera parecer lo contrario. Ya que hemos puesto el cuerpo al servicio de la mente.

 

PASOATRES. Danza, Teatro y Crecimiento PersonalAtendiendo a este enfoque, hemos de reconocer, que con lo invisible queda todo por hacer.

Que en la manera de aprender a bailar, en el presente y el futuro, tendremos que implementar nuevos conocimientos y técnicas sobre la expresión corporal y la interpretación, para llevar la danza a nuevas fronteras más coherentes con lo que se está bailando y más saludables para los bailarines.

Además de reconocer que a pesar de que en la danza nos toca a menudo interpretar argumentos o personajes, lo hemos hecho y seguimos haciendo más por intuición, que aprovechando y estudiando los grandes avances y conocimientos sobre la expresión corporal y el movimiento, que el arte dramático ha hecho sobre su arte.

Que en la manera de aprender a bailar de los bailarines, en el presente y el futuro tendremos que implementar nuevos conocimientos y técnicas sobre la expresión corporal y la interpretación, para llevar la danza a nuevas fronteras más coherentes con lo que se está bailando y más saludables para los bailarines.

Este es el desafío, la nueva frontera y el rol sobre la expresión corporal en la danza que PASOATRES entiende imprescindible aportar a nuestro antiguo y hermoso arte.

Espero que haya podido servirte de algo este artículo. Te deseo constancia y determinación en tu deseo de crecer como persona y artista.

La expresión corporal en la danza. El nuevo dilema entre lo físico, y lo psíquico. Entre lo visible y lo invisible.

Si piensas que las cosas, o la danza en general, están bien como están, entonces no continúes leyendo.

Pero si crees que hay que avanzar. Que hay muchas cosas que se pueden actualizar y mejorar, entonces quizá encuentres aquí alguna respuesta.

Empezando por la forma de aprender a bailar, que sigue siendo principalmente la misma de toda la vida. El trabajo con la repetición y la forma. La colocación del cuerpo y sus sensaciones. Lo físico.

Si queremos avanzar, hemos de reconocer que el enfoque clásico de aprendizaje en la danza, atiende casi exclusivamente a lo físico. Al trabajo con la forma. Sin poner el ojo en la persona que baila para mejorar precisamente su baile.

Para mejorar su baile hemos llevado la dificultad técnica más allá del límite imaginable de lo físico.

Si queremos avanzar, hemos de reconocer que el enfoque clásico de aprendizaje en la danza, atiende casi exclusivamente a lo físico. Al trabajo con la forma.

PASOATRES. Danza, Teatro y Crecimiento Personal

Lo que sucede es que la expresión corporal no es exclusivamente física, si no que es una combinación de lo visible, lo físico o corporal (articulaciones, músculos, huesos, órganos, etc) con lo invisible, lo psíquico o psicológico (pensamientos, emociones y necesidades, deseos e intuiciones) formando así lo que se llama el cuerpo psico-corporal o psico-físico.

Aunque la mente es insustancial, no se la puede tocar, se apoya en un sustrato físico, neurofisiológico, repartido por todo el cuerpo sin el cual no se puede existir. Pero el producto final de este funcionamiento es un estado insustancial, sin materia, hecho de pensamientos, recuerdos, fantasías, imágenes, sentimientos, sensaciones, y otros procesos cognitivos que pertenecen al mundo de las representaciones mentales.

El caso es que la mente ha de ponerse al servicio del cuerpo y no al revés, aunque hoy en día pudiera parecer lo contrario. Ya que hemos puesto el cuerpo al servicio de la mente.

Por esta razón la expresión corporal y la interpretación, vamos a llamarla, la forma ética, no tienen casi espacio en la formación de los bailarines, con respecto al tiempo y la dedicación técnica dadas a la forma estética. Pensábamos que con lo invisible, tampoco se podía técnicamente trabajar hasta ahora en la danza.

La mente ha de ponerse al servicio del cuerpo y no al revés, aunque hoy en día  pudiera parecer lo contrario. Ya que hemos puesto el cuerpo al servicio de la mente.

 

PASOATRES. Danza, Teatro y Crecimiento PersonalAtendiendo a este enfoque, hemos de reconocer, que con lo invisible queda todo por hacer.

Que en la manera de aprender a bailar, en el presente y el futuro, tendremos que implementar nuevos conocimientos y técnicas sobre la expresión corporal y la interpretación, para llevar la danza a nuevas fronteras más coherentes con lo que se está bailando y más saludables para los bailarines.

Además de reconocer que a pesar de que en la danza nos toca a menudo interpretar argumentos o personajes, lo hemos hecho y seguimos haciendo más por intuición, que aprovechando y estudiando los grandes avances y conocimientos sobre la expresión corporal y el movimiento, que el arte dramático ha hecho sobre su arte.

Que en la manera de aprender a bailar de los bailarines, en el presente y el futuro tendremos que implementar nuevos conocimientos y técnicas sobre la expresión corporal y la interpretación, para llevar la danza a nuevas fronteras más coherentes con lo que se está bailando y más saludables para los bailarines.

Este es el desafío, la nueva frontera y el rol sobre la expresión corporal en la danza que PASOATRES entiende imprescindible aportar a nuestro antiguo y hermoso arte.

Espero que haya podido servirte de algo este artículo. Te deseo constancia y determinación en tu deseo de crecer como persona y artista.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.